Hotel Lima, Hoteles Cardioprotegidos

La idea surgió a raíz de conocer que, cada vez más, las empresas deciden instalar estos aparatos en sus establecimientos; tanto para ofrecer seguridad a sus clientes como a sus empleados, frente al gran problema de la parada cardiaca: 1ª causa de muerte en nuestro país y en el mundo.

Hotel Lima Marbella - Espacio CardioprotegidoEn el mundo de la hostelería, está comenzando una corriente donde los tour-operadores exijen como uno de los requisitos a cumplir por los hoteles, el disponer de desfibrilador semiautomático y personal entrenado para ello. Y a raíz del nuevo decreto 22/2012 del 14 de Febrero (BOJA), que obliga a instalar desfibriladores semiautomáticos en centros comerciales, espacios deportivos, tiendas minoristas de más de 2500 metros cuadrados, etc. de Andalucía, pensamos que puede ser una realidad, centrando nuestras miras en el campo hotelero, teniendo en cuenta el número de establecimientos hoteleros que posee solo la provincia de Málaga.

Realizando un pequeño análisis vemos:

Las paradas cardíacas extrahospitalarias son un problema de primera magnitud para la salud pública. Así, se estima que cada año se producen en España más de 24.500, lo que equivale a una media de una parada cardiaca cada 20 minutos, ocasionando 4 veces más muertes que los accidentes de tráfico. En Europa se calcula que el paro cardiorrespiratorio afecta a 700.000 personas. El 80% de las PC son secundarias a una enfermedad coronaria. Del 19 al 26% de los síndromes coronarios agudos (SCA) se inician en forma de muerte súbita y el infarto agudo de miocardio (IAM) es la causa de la parada en aproximadamente el 50% de los pacientes reanimados fuera del ámbito hospitalario.

En España, cada año, 68.500 pacientes sufren un IAM, de los que aproximadamente un 30% fallecen antes de poder ser atendidos en un hospital. Hoy en día se acepta que en Europa y en la mayoría de ciudades de EE.UU. la supervivencia al alta del hospital tras una PC es significativamente menor del 7%. En España se han publicado, en los últimos años, series que reflejan esta situación por ejemplo en Guipúzcoa, donde se logró una supervivencia del 2,2%.

La fibrilación ventricular es la responsable inicial de hasta un 85% de las paradas cardíacas extrahospitalarias. La experiencia acumulada en estas décadas en las Unidades de Cuidados Intensivos demuestra que la efectividad de la desfibrilación temprana en la recuperación de un ritmo cardíaco eficaz es del 90% cuando es posible efectuar la desfibrilación en el primer minuto de evolución de la fibrilación ventricular (FV). Esta efectividad disminuye muy rápidamente, concretamente por cada minuto de retraso en desfibrilar se reduce la supervivencia en un 7-10%, de forma que después de 10 minutos las posibilidades de sobrevivir son mínimas.

Existe unanimidad en la literatura y en las Sociedades Científicas en relación con la estrategia que debe aplicarse para responder a la parada cardiaca. Esta estrategia descansa en los 4 eslabones, interrelacionados entre sí, de la «cadena de supervivencia»: la alerta inmediata ante una posible parada, el inicio precoz de la resucitación cardiopulmonar (RCP) básica por testigos, la desfibrilación temprana y por último el soporte vital avanzado en escasos minutos. En esta secuencia la desfibrilación precoz es la «llave para la supervivencia»

Esta estrategia frente a la parada cardiaca la comparten también, con especial énfasis en la desfibrilación temprana, múltiples organismos médicos internacionales como: la European Resuscitation Council (ERC), la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) ,el International Liaison Committee on Resuscitation (ILCOR), y la American Heart Association (AHA).

En España varias Sociedades Científicas llevan trabajando en este área desde hace años mediante diferentes actuaciones (documentos técnicos, recomendaciones, grupos de trabajo, actividades de formación, etc.) y existe una marcada sensibilidad y en general unanimidad sobre la necesidad de abordar a nivel nacional este tipo de actuaciones…”.

Tras analizar este fragmento del informe, que representa a la perfección la razón de ser de los Hoteles cardioprotegidos, podemos concluir que nos encontramos ante un problema de salud alarmante y se establece la necesidad de actuar y contribuir a la ampliación de la instalación del número de estos dispositivos, ya que puede aumentar el porcentaje de supervivencia de las víctimas entre un 80-90%.

Desfibrilador SemiautomáticoPor otro lado, teniendo en cuenta que las estadísticas existentes al respecto son del año 2007, si analizamos la cobertura pública que, hoy día, están dando estos aparatos en los lugares públicos de Andalucía, veremos que, a dicha fecha, se encuentran registrados en esta comunidad 198 desfibriladores externos semi-automáticos, ubicados en centros administrativos y docentes (16); industrias y empresas (21); instalaciones deportivas (81); establecimientos de hostelería, ocio y turismo (23); centros comerciales (11); vehículos de policía municipal, bomberos y protección civil (8); transportes públicos (18) y equipos móviles que se ofrecen a terceros para eventos concretos como conciertos o espectáculos masivos (20).Por su parte, la distribución de estos equipamientos por provincias es la siguiente: Almería (13), Cádiz (12), Córdoba (49), Granada (18), Huelva (18), Jaén (2), Málaga (40) y Sevilla (46).

Como último punto a analizar, haremos mención al decreto 22/2012 del 14 de Febrero, BOJA (Anexo I), como legislación vigente que, en esta comunidad autónoma, regula el uso e instalación de estos dispositivos. El presente decreto representa el diagnóstico de la grave situación actual, comentada al inicio de este epígrafe, y la pretensión de evolución con respecto a la prevención. Con él se inicia la obligación de instalación de los DESA en ciertos lugares y establecimientos públicos de características determinadas y se describe la formación acreditada que se necesita para poder hacer uso de estos aparatos.

Además, este decreto fomenta la instalación de los dispositivos en todos los establecimientos públicos de manera voluntaria, lo que nos hace pensar que la evolución de la legislación no está lejos y que, progresivamente, se irá exigiendo mayor obligatoriedad hasta ser considerado tan imprescindible como un extintor a la hora de prevención de incendios, acontecimientos menos frecuentes que las muertes súbitas.

 La calidad de los empleados de una empresa, el empeño y satisfacción en su trabajo es imprescindible para garantizar la productividad del negocio. Pero  ¿Cuanto vale una vida?. Si nuestro personal esta entrenado, podra salvar vidas en su trabajo o podra actuar durante el resto de su vida frente a una persona que necesita ayuda. No hay que olvidar que hay que llamar a los profesionales sanitarios, los cuales  terminarán con la intervención.

Es fundamental que nuestro personal adquiera los conocimientos, destrezas y actitudes suficientes para ser capaz de reconocer la situaciones que ponen en peligro la vida y actuar inmediatamente aplicando las técnicas de Soporte Vital de acuerdo a los estándares acordados por los Comités Europeos y del Plan Nacional de Resucitación Cardiopulmonar de la Sociedad Española de Medicina.

¿Por qué instalar un DESA?

El DESA es un dispositivo que permite aplicar una descargar eléctrica a pacientes que presentan una arritmia, llamada fibrilación ventricular, que antecede al paro cardiaco y que es la primera causa de muerte en nuestro país , cuatro veces
superior a las víctimas de accidentes de tráfico. La descarga eléctrica paraliza el corazón arrítmico y permite que éste recupere su ritmo. Si en esas circunstancias no se aplica rápidamente esa terapia eléctrica la muerte sobreviene en pocos minutos.

Los DESA son aparatos que pueden ser utilizados por personal no sanitario, únicamente con un mínimo entrenamiento, ya que su manejo es sorprendentemente sencillo. Aunque existe una normativa nacional, algunas comunidades autónomas,
entre ellas, Andalucía, establecen su propia normativa que regula el uso de estos aparatos. (Real Decreto 200/2001 del 11 de Septiembre, Anexo 1).

¿Cuál es la situación actual en nuestro país respecto a otros países del mundo?

De los 70.000 infartos anuales que se producen en España sólo 41.000 personas llegan con vida al hospital. Para los 29.000 restantes, la medicina no llega a tiempo. La causa del 80% de esas muertes es la anteriormente comentada, fibrilación ventricular. Esta arritmia puede ser fatal si no se detiene. El corazón late de una forma tan caótica que deja de bombear sangre y termina por pararse. Entonces, sólo la descarga para evitar la muerte inminente. Si el corazón permanece más de 5 minutos parado, las posibilidades de seguir viviendo o de hacerlo sin secuelas son prácticamente nulas. Por eso, aunque la llegada de los equipos de emergencias móviles es rápida, difícilmente lo consiguen a tiempo. Los estudios científicos dicen que el 75% de estas muertes se producen en el hogar.

Estos porcentajes nos hacen plantearnos la necesidad de implantar DESA en las comunidades de vecinos. Las estadísticas de recuperación de otros países ascienden al 25 por ciento de todas las muertes súbitas cuando la desfibrilación se aplica en los primeros 5 minutos tras comenzar a sufrir la arritmia. En España sólo se recupera el 3 por ciento, y si nos igualáramos con las cifras de recuperación de otros países podrían evitarse 6.000 muertes anuales. En Estados Unidos y en Inglaterra estos dispositivos ya forman parte del paisaje urbano de las ciudades y de los hogares. Incluso algunos norteamericanos compran desfibriladores de uso doméstico para tenerlos en casa ante una posible emergencia. Por cada minuto que pasa una persona que tiene una fibrilación ventricular sin recibir maniobras de resucitación se reducen un 10% las probabilidades de que sobreviva. Así que, como hemos visto, los datos de muerte por esta causa son alarmantes. Y para poder hacer frente al problema es importante que comprendamos que sin la implicación de la población en este proyecto nunca podrá llevarse a cabo. Por ello creemos que la instalación de desfibriladores en los Hoteles (hoteles cardioprotegidos) es un gran proyecto ya que el día a día nos recuerda que nos puede pasar a cualquiera. Y teniendo al personal entrenado lo único que hay que esperar es no tener que usar nuestros conocimientos.

Es por ello que el Hotel Lima apoya al proyecto Hoteles Cardioprotegidos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *